• «La misión brota espontánea del encuentro con Cristo». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

  • «La fe en Jesús se contagia, no puede confinarse ni encerrarse». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

  • «Somos desafiados a ser artífices y profetas de comunidad». (Trujillo, Perú. Papa Francisco a los sacerdotes)

Este segundo volumen de la colección de impresos del archivo histórico diocesano de Santiago recoge un total de 541 documentos, todos ellos del s. XIX, en los que los investigadores podrán encontrar nuevos títulos y magníficas ilustraciones.

Priman sobre todo las obras de carácter litúrgico, a las que la Iglesia le dio un gran impulso durante todo el s. XIX, sobre todo tras la celebración del concilio Vaticano I. Así, en esta relación que ahora se publica destacan algunos de los escasos ejemplares del llamado Pequeño Códice (Parvus Codex Antiquis Compostelle). Aparecen también obras que resaltan la singularidad de las nacionalidades promovidas por la burguesía, como por ejemplo las que recogen especificidades en la misa para las diócesis gallegas o las de Cataluña.

Tampoco faltan otras especialidades del saber como una Historia General de España o curiosidades como lecciones de carpintería y de arqueología, obra en este caso de Antonio López Ferreiro. También se recogen obras clásicas de Racine, Ovidio, Virgilio o Cicerón, un magnífico ejemplar del Paraíso Perdido de Milton ilustrado por Doré, tratados de aritmética, economía o artillería.

El catálogo se publica gracias a una ayuda económica de la Diputación Provincial de A Coruña, que ya había financiado el primer volumen, publicado hace poco más de un año y en el que se recogen los impresos de los s. XVI, XVII y XVIII. La subvención se enmarca en el Programa FO200, destinado a fundaciones y entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de actividades culturales durante el año pasado.

El trabajo ha sido coordinado por el actual Director del Archivo Histórico Diocesano, Salvador Domato, que también fue el creador de esta institución en 1974 siendo arzobispo Ángel Suquía.
Archicompostela
El arzobispo de Santiago, mons. Julián Barrio, presidió este sábado una Eucaristía en la parroquia de Santiago de O Burgo, en el ayuntamiento coruñés de Culleredo. El motivo fue dar gracias a Dios por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana que, desde el año 1970 han estado presentes en nuestra Diócesis y que ahora han cerrado la comunidad que tenían en esta parroquia. Desde su llegada a la ciudad de A Coruña realizaron su actividad en la Pastoral de la Salud, estando presentes en el Hospital Juan Canalejo, y, desde 1992, realizando también laborales pastorales en la parroquia de Santiago de O Burgo colaborando en la catequesis y en la atención a los más necesitados.
Archicompostela
Beata Laura Vicuña
Una niña que encontró a Jesús y dio la vida por la conversión de su madre

Sus amores: Jesús Sacramentado y María Auxiliadora. Es criada en la espiritualidad Salesiana.

Muy devota de Santo Domingo Savio, a quien se parece en su amor puro a Jesús y a la Virgen. Murió joven como el.

Nació en Santiago, Chile, el 5 de abril de 1891. Su padre, Don José Domingo Vicuña, pertenecía a una familia de la aristocracia criolla chilena, de gran influencia política y alto nivel social. Su madre, Doña Mercedes del Pino, era de una familia humilde. Esta diferencia causa tensión familiar desde el principio.
La Virgen María, en las Bodas de Caná, dio una indicación que vale para todos los hombres: "haced lo que Él [Jesús] os diga". Esa es la misión de todo cristiano, señaló el Papa Francisco en su mensaje de antes del Ángelus de este domingo, a partir de la lectura evangélica de la misa dominical.

Comenta el Papa Francisco que “En el Evangelio de hoy (cf. Jn 2, 1-11) encontramos el relato del primero de los milagros de Jesús, que el evangelista Juan llama "señales". El primero de estos prodigiosos signos tiene lugar en el pueblo de Caná, en Galilea, durante una fiesta de bodas. No es casual que al comienzo de la vida pública de Jesús haya una ceremonia de boda, porque en Él Dios se ha casado con la humanidad".
Obras Misionales Pontificias tiene en España nuevo responsable tras estar este puesto vacante durante meses tras la muerte del que era su director, Anastasio Gil, fallecido el pasado mes de octubre y que ostentó el cargo entre 2011 y 2018.

La Santa Sede, a través el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Filoni, ha nombrado como sucesor al frente de Obras Misionales Pontificias al sacerdote José María Calderón, que será su director en España durante los próximos cinco años.
“Queridos jóvenes, al término del Año Santo les encomiendo el mismo signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llévenla por el mundo, como símbolo del amor del Señor Jesús por la humanidad para anunciar a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención”.

Son las palabras que el Papa Juan Pablo II pronunció el 22 de abril de 1984 desde el atrio de la Basílica de San Pedro, tras de haber cerrado la Puerta Santa que había abierto para el Jubileo de la Redención. Esta gran cruz de madera, de 3,8 metros de altura, colocada cerca del altar mayor, se encontraba a su izquierda, y después de haber sido el faro de la fe durante todo el año era entregada a los peregrinos del mundo. De este modo se convertiría en “anuncio” y “encuentro”, llegando a ser la “Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud”. La “Cruz del Año Santo” fue trasladada al Centro San Lorenzo – el lugar para la juventud que fundó el mismo Santo Padre – donde se encuentra habitualmente cuando no está en peregrinación por el mundo. Alemania fue el primer país a la que se la llevó.
Este lunes el Papa Francisco celebró la Eucaristía en la Casa Santa Marta y durante su homilía quiso hablar de la enorme diferencia que existe entre el estilo cristiano y el “no cristiano”, que definió como “acusatorio”, “mundano” y “egoísta”.

De este modo, el Pontífice dijo que “el estilo acusatorio es el estilo de aquellos creyentes que siempre tratan de acusar a los demás, viven acusando”. Estos –agregó- “siempre descalifican a los demás. Es un estilo de promotores de ausencia de justicia: siempre están intentando acusar a los demás, pero no se dan cuenta de que es el estilo del diablo. En la Biblia a diablo se le llama ‘el gran acusador’, que siempre está acusando a los demás”.
El arzobispo de Santiago, mons. Julián Barrio, presidirá un año más la misa de clausura de la Semana de la Familia que organizan las parroquias integradas en el arciprestazgo de O Lérez  y que este año cumple su XIX edición. La misa con las familias se celebrará el próximo sábado día 26 en la iglesia de san Bartolomé a las ocho de la tarde.

La semana coincide con la celebración el mismo lunes 21 en la Vicaría de Pontevedra  de un encuentro ecuménico de oración por la unidad de los cristianos a las siete y media de la tarde, también en la iglesia de san Bartolomé. Un día más tarde, el martes, será la oración por las familias, en la Basílica de Santa María, a las ocho y media de la tarde.

Miércoles y jueves habrá sendas conferencias, que estarán a cargo de la Coordinadora Provincial de Cruz Roja, Pilar Méndez, y el antiguo embajador de España en la Santa Sede, Francisco Vázquez. Ambas serán en el auditorio del Instituto Sánchez Cantón, a las ocho y media de la tarde.

El viernes, día 25, el cantautor Migueli ofrecerá un concierto en el auditorio del Sánchez Cantón a las ocho y media de la tarde.
Archicompostela 

 
Santa Prisca
Una niña de apenas 13 años que puso en jaque a todo un juez romano
En Roma, conmemoración de santa Prisca, nombre bajo el cual fue dedicada la basílica edificada en la colina del Aventino (antes de 499).

En la literatura neotestamentaria ya aparecen los nombres de Prisca y Priscila. Alguna vez agradece San Pablo la entereza de alguna de ellas que puso su vida en peligro por defender la del Apóstol. Con respecto al martirio de Prisca se entremezcla en el relato, como veremos, la verdad y la ficción, la historia y la fábula.

No me puedo refugiar en Dios como un ermitaño huyendo del amor de los hombres que me hiere

Siempre les digo a los padres del niño que va a ser bautizado, que, en el día del bautismo, Dios le dice cuánto lo quiere.

Y ese amor se queda grabado para siempre en su alma como una señal imborrable. Ese día todo comienza de nuevo. Escucha una voz que se queda grabada para siempre.

El Papa Francisco en su homilía matinal de este 17 de enero en la Residencia Santa Marta ha retomado un tema frecuente en su predicación: la necesidad de abrirse a las sorpresas del Espíritu Santo, evitando la ideología. “La Palabra de Dios, la gracia del Espíritu Santo no es ideología, sino que es vida que te hace crecer, siempre, ir hacia adelante”, declaró.

Pidió “abrir el corazón a las señales del Espíritu, a los signos de los tiempos” en cambio “la ideología es una obstinación. “La obstinación es también orgullo, es soberbia. La testarudez, aquella testarudez, que hace tanto mal: cerrados de corazón”.

“¿Pero tengo un corazón terco? Todo el mundo piensa. ¿Soy capaz de escuchar a otras personas? ¿Soy capaz de dialogar? Los obstinados no dialogan, no saben, porque siempre se defienden con ideas, son ideólogos. ¡Y las ideologías hacen mal al pueblo de Dios! ¡Mucho mal! Porque cierran la actividad del Espíritu Santo”, exclamó el Papa.

Por ello, el Pontífice advirtió sobre el peligro de “deslizarse en un corazón perverso” de tener un corazón duro, un corazón cerrado “que no quiere crecer, que se mete a la defensiva, se cierra” y animó a interrogarnos cómo es nuestro corazón.

“Podemos preguntarnos: ¿Tengo el corazón duro? ¿Tengo el corazón cerrado? ¿Dejo crecer mi corazón? ¿Tengo miedo a que crezca? Y si crece siempre con las pruebas, con las dificultades, si crece como crecemos todos nosotros de niños: aprendemos a caminar cayendo, ¡del gatear al caminar cuántas veces hemos caído! Se crece con las dificultades”, dijo.

En esta línea, el Papa alertó también sobre el riesgo de tener un corazón perverso por la “seducción del pecado” y añadió que “con la seducción, o te conviertes y cambias de vida o tratas de llegar a un acuerdo” hasta empezar a tener “una doble vida cristiana”.

Al finalizar, el Santo Padre invocó al Espíritu Santo para “que nos ilumine para que ninguno tenga un corazón perverso: un corazón duro que te lleve a la pusilanimidad; un corazón obstinado que te lleve a la rebeldía, a la ideología; un corazón seducido, esclavo de la seducción, que te lleve a un cristianismo de compromiso”.
ReligiónenLibertad
San Antonio Abad
Es mucho más que el "patrono de los animales": un modelo de confianza en Dios
Cuando murieron sus padres, Antonio tenía unos dieciocho o veinte años, y quedó él solo con su única hermana, pequeña aún, teniendo que encargarse de la casa y del cuidado de su hermana.

Habían transcurrido apenas seis meses de la muerte de sus padres, cuando un día en que se dirigía, según costumbre, a la iglesia, iba pensando en su interior “los apóstoles lo habían dejado todo para seguir al Salvador, y cómo, según narran los Hechos de los apóstoles, muchos vendían sus posesiones y ponían el precio de venta a los pies de los apóstoles para que lo repartieran entre los pobres; pensaba también en la magnitud de la esperanza que para éstos estaba reservada en el cielo; imbuido de estos pensamientos, entró en la iglesia, y dio la casualidad de que en aquel momento estaban leyendo aquellas palabras del Señor en el Evangelio:
El Papa Francisco ha dedicado su catequesis de la audiencia pública de este miércoles a seguir analizando la oración del Padre Nuestro, deteniéndose en el concepto de "Padre", y en la palabra que Jesús usaba en lengua aramea: "abba".

“Queridos hermanos y hermanas, seguimos con la catequesis sobre el ‘Padre nuestro’ y lo hacemos observando que esta oración se centra en la palabra: ‘Abba, Padre’. Esta expresión es tan importante para los cristianos que se ha conservado en su forma original, escuchando en ella la misma voz de Jesús”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General del tercer miércoles de enero de 2019, continuando con su ciclo de catequesis dedicadas a la oración del Padre Nuestro.
Del 7 al 10 de enero de 1949 se celebraba en el Monasterio de San Honorato de Mallorca el que es considerado como el primer Cursillo de Cristiandad. 21 personas participaron experimentando un encuentro con Dios que dio un vuelco a sus vidas.
La asociación internacional Open Doors (opendoors.org o Puertas Abiertas) , que monitoriza la situación de los cristianos perseguidos en el mundo, ha presentado en Madrid este miércoles los datos referidos al año 2018. Según sus cálculos, 4.136 personas en todo el mundo fueron asesinadas en 2018 por ser cristianas (la mayoría en Nigeria) y son 245 millones los cristianos que sufren persecución religiosa.
Jean Vanier sigue a sus 90 años al píe del cañón cumpliendo la misión a la que ha dedicado su vida: amar y cuidar a los discapacitados mentales como si fueran el mismo Cristo. Este católico canadiense, hijo de diplomático y militar, decidió dejar todo al ver cómo estas personas eran tratadas yéndose a vivir con ellas creando lo que hoy es El Arca.

El arzobispo de Santiago, mons. Julián Barrio, insta a todos los diocesanos a pedir por la ansiada unidad de los cristianos con motivo de comenzar este próximo viernes día 18 la semana de oración por esta causa. En su carta pastoral mons. Barrio recuerda la reciente celebración en Compostela de los 25 años de “Fe y Constitución”, una reunión ecuménica que “inauguraba una nueva etapa del ecumenismo como “peregrinos” hacia el Reino de Dios, avanzando en una mejor vivencia del Evangelio por parte de cada Iglesia”.

En su carta el arzobispo destaca la circunstancia privilegiada de Compostela como meta de peregrinación para entender “la metáfora sobre el ecumenismo como una peregrinación común por el Camino de la Unidad”. También recuerda que este año el Consejo Ecuménico de las Iglesias y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos le encargaron los materiales de oración a Iglesias y comunidades eclesiales de la región de Indonesia. Otra feliz circunstancia para la Iglesia compostelana ya que “día a día, en nuestro Instituto Teológico, percibimos la cercanía de alumnos, religiosos y sacerdotes, de esas u otras tierras lejanas”.

Mons Barrio insiste en que el diálogo ecuménico es “un servicio a favor del pleno desarrollo del ser humano” y recupera las palabras del papa Francisco en las que afirma que “la credibilidad del anuncio cristiano sería mucho mayor si los cristianos superaran sus divisiones y la Iglesia realizara la plenitud de catolicidad que le es propia”. Para alcanzar este objetivo mons. Barrio pide que “perseveremos en la oración por la unidad, atentos a las llamadas del Señor y convencidos de su providencia”.
Los materiales elaborados para orar en esta semana por la unidad de los cristianos se pueden bajar desde este enlace de la Conferencia Episcopal Española:
Archicompostela
Con motivo de comenzar este viernes día 18 la semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, se celebrarán en la diócesis tres encuentros ecuménicos para rezar por esta intención. Serán tres celebraciones de la palabra ecuménicas con asistencia de ministros, pastores y fieles no católicos. Las celebraciones se realizarán en:

– Pontevedra el lunes 21 a las 19:30h en san Bartolomé.

– En A Coruña el encuentro se celebrará en María Auxiliadora (Salesianos) el miércoles 23 a partir de las 20h.

– En Santiago será en la capilla de las Huérfanas, el viernes 25 a las 20h.
Archicompostela
San Marcelo Papa
Un verdadero pastor, que sufrió mucho y murió en el destierro

En Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria Nueva, sepultura de san Marcelo I, papa, que, como recuerda el papa san Dámaso, fue un verdadero pastor, por lo que sufrió mucho, siendo expulsado de su patria y muriendo en el destierro por haber sido denunciado falsamente ante el tirano por algunos que despreciaban la penitencia que les había impuesto.

En la lista de los sucesores de Pedro hace el número treinta. Era una época en la que los papas vivían poco tiempo por las persecuciones. Si ser cristiano era un continuo peligro de perder la vida, ser elegido Pastor supremo, con carácter necesariamente visible, era un boleto con premio de martirio. Eso fue, con sus peculiaridades lo que sucedió con San Marcelo que sólo pudo gobernar la Iglesia un año, del 308 al 309.
“La comunidad humana”, es el título de la Carta del Papa Francisco a mons. Vincenzo Paglia, Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, con ocasión del XXV aniversario de su institución, a celebrarse el próximo 11 de febrero.

    Web oficial de San Juan de Ávila

    Sobre San Juan de Ávila